fbpx

Blog

Rutina para pieles atópicas por la Dra. Aitana Robledo y Farmacia Senante

La Dra. Aitana Robledo de Dermatoclinic y Farmacia Senante han elaborado una rutina para cuidar las pieles con dermatitis atópica y aumentar el tiempo entre brotes atópicos. ¡Sigue leyendo para descubrirla!

Bueno, bueno, bueno, este año 2021 nos está dando la bienvenida envuelto en un frente frío que ha dejado media península enterrada en la nieve, y como sabréis los que sufrís de dermatitis atópica (DA), el clima con temperaturas extremas como el frío que estamos padeciendo en estos momentos en muchísimos lugares de España es uno de los desencadenantes del brote atópico. Además de poder verse potenciado por los cambios de tejido de nuestra ropa y si contamos que salimos de las navidades donde hemos podido descuidar un poco la dieta…, el brote atópico puede haber sido casi inminente o que muchos lo sigáis sufriendo en este momentoLa vuelta de las vacaciones y el estrés adicional que ha podido provocar “Filomena” pueden ser otro de los desencadenantes que potencien el curso del brote de esta patología, ya que añadido a todo lo anterior este estrés puede provocar cambios inmunológicos que alteren el estado de la piel. 

Por eso es preciso realizar un cuidado especial de nuestra piel, tengamos o no alguna patología y, como siempre, lo principal es mantener una correcta hidratación y utilizar productos que se adecuen a las características de cada uno. Si además padecemos dermatitis atópica es importante extremar los cuidados para mantener nuestra piel en calma, evitando irritantes como limpiadores cutáneos, ropa de lana o fibras sintéticas, agua caliente, jabones que contengan detergentes.

Para que lo entendáis bien voy a explicaros cuál es el proceso que sigue y cómo podemos estirar los tiempos inter-brote con cuidados específicos. Para ello vamos a utilizar “terminología científica” pero vamos a intentar adecuarla lo máximo posible para que todo aquel que curse con dermatitis atópica pueda entender que le ocurre a su piel, porque el conocimiento sobre la patología puede darte pautas para mejorar tus cuidados.

QUÉ ES LA DERMATITIS ATÓPICA Y QUÉ PRODUCE EN NUESTRO ORGANISMO

La dermatitis atópica es un proceso inflamatorio cutáneo crónico, caracterizada por un intenso prurito (que produce picor), de carácter recurrente. Usualmente aparece durante la infancia temprana y la niñez, pero puede persistir o comenzar en la vida adulta. Es una enfermedad multifactorial en la que están implicados factores genéticos, defectos en la función de la barrera cutánea, factores inmunológicos y factores ambientales. Además, destaca el aumento en la prevalencia de los últimos años y el gran impacto en la calidad de vida de las personas con dermatitis atópica y sus familias, pudiendo, además, generar un impacto psicológico nada desdeñable. 

Todo esto hace que sea todo un reto tanto para los médicos especializados que la tratan, como son dermatólogos, dermatólogos pediatras, pediatras, alergólogos e inmunólogos, así como para la Atención Primaria y las oficinas de farmacia, pues son el primer profesional sanitario que ve al paciente niño o adulto y que hace un seguimiento de los pacientes con dermatitis atópica leve/moderada.

Esta patología presenta una morfología y distribución muy característica en las lesiones que produce y que normalmente se presentan en los pacientes que la cursan, tanto que son típicas como: el eczema exudativo o liquenificado. Estas lesiones afectan típicamente a las flexuras, como el interior de los codos o la parte de atrás de las rodillas, y en su mayoría causan otro síntoma que va muy unido a la dermatitis atópcia y en muchos casos a otras patologías de la piel:

EL PRURITO O PICAZÓN DE LA PIEL

Los desencadenantes del prurito son varios, también puede depender del origen, pero en casi todos influye la histamina y una acción inflamatoria. Una barrera epidérmica dañada permite la penetración de agentes irritantes y pruriginosos, al igual que un contenido de agua en la piel menor del 10%, puede desencadenar prurito y rascado.

Además, un gran porcentaje de los pacientes atópicos atribuyen el empeoramiento de sus síntomas al estrés emocional, lo cual tiene una traducción biológica por el sistema psiconeuroendocrinológico. Esto quiere decir que nuestro estado psicológico, neuronal y nuestro sistema endocrino están muy relacionados y cualquier desequilibrio puede producir la liberación de glucocorticoides, catecolaminas y neuropéptidos, que incentivan el brote atópico.

La sudoración es otro factor que induce prurito ya que en pacientes atópicos aumenta la sudoración ecrina desencadenada por el neurotransmisor acetilcolina. Además, debido a una sensibilización central al prurito, perciben estímulos no pruriginosos como pruriginosos, es decir, el sudor provoca una reacción cutánea porque la piel está muy sensibilizada y percibe el sudor como una sustancia ajena al propio cuerpo. 

Otros desencadenantes del prurito pueden ser agentes vasodilatadores como la histamina, la triptasa, la acetilcolina, la sustancia P y las prostaglandinas; y agentes vasoconstrictores como los neuropéptidos y las catecolaminas.

CÓMO AUMENTAR LOS TIEMPOS INTER-BROTE

Para conseguir reducir los brotes y aumentar el tiempo entre ellos, lo principal es elegir los productos adecuados y con formulaciones específicas para pieles sensibles o irritativas, ya que estarán compuestos por ingredientes respetuosos para este tipo de piel. Entre todos ellos, cabe destacar los denominados Medical Device o Productos Sanitarios, pues los productos con esta categoría son específicos para el cuidado de la patología a tratar y se diferencian porque vendrán marcados con el símbolo CE.

Para poder realizar un cuidado íntegro de una piel irritativa o sensible hay que tener en cuenta los siguientes pasos:

1. Limpieza:

A la hora de limpiar la piel sensible, siempre es preferible una ducha corta a un baño, y mejor con agua tibia que caliente. Ten en cuenta que a una piel irritativa no le sienta bien el calor o el contacto con el agua, si esta tiene mucho contenido calcáreo. Lo mejor para este caso es utilizar limpiadores que respeten la barrera protectora y no alteren el pH como Policalm Shower gel para la ducha diaria. Gracias a su composición rica en ingredientes calmantes e hidratantes como la Urea, el extracto de Camomila y Oliva, Betaína, Alantoína, Aloe Vera, Vitamina E, Pantenol y Bisabolol ofrece un apoyo perfecto para el cuidado de pieles reactivas o que cursan con brotes de dermatitis atópica. 

Dentro de los limpiadores faciales para eliminar el maquillaje puedes usar Acnaid Cleanser, que gracias a su composición a base de Té Blanco limpia la piel sin agredirla y le confiere características antioxidantes, antiirritantes y antibacterianas. Además puede usarse en el contorno de ojos sin problema.

2. Hidratación: 

Tenemos que tener en cuenta que la irritación debilita la barrera cutánea, provocando que la piel se seque con mayor facilidad, lo que debilita y sensibiliza aún más la piel, por eso la hidratación es fundamental una o dos veces al día. Lo mejor es utilizar productos hipoalergénicos de alta tolerancia.

Hidratación Corporal:

La piel irritativa o sensible lo que más necesita es mantener una buena hidratación con activos que ayuden a fortalecer la barrera cutánea y alivien las rojeces, la irritación y sobre todo el picor. Para ello aconsejamos Policalm Crema, un producto diseñado específicamente para controlar el picor en este tipo de pieles, ya que su fórmula equilibrada hidrata y proporciona una sensación de confort de forma inmediata y duradera gracias a sus activos, entre los que hay que destacar el Polidocanol, la Urea, el Mentol y los Azulenos, el gran distintivo de este producto, ya que gracias a sus propiedades antiirritantes mantiene el prurito y las rojeces a raya ganándose el sobrenombre de “la calma azul”.

Hidratación Facial: 

En la rutina facial las texturas ligeras con activos antioxidantes, calmantes y con ingredientes que fortalezcan la barrera cutánea son esenciales para un cuidado óptimo de nuestra piel. Para este cometido hay muchos casos, pero el complemento perfecto para todos ellos es Vitamono EF lipogel, rico en Tocotrienoles que ejercen un efecto antioxidante 60 veces superior a la vitamina E, otorgan protección frente a los radicales libres que son los causantes de la inflamación y del daño oxidativo, que en definitiva empeorarán el estado de la piel y la barrera cutánea. Su fórmula rica en ácidos grasos omega 3 y 6 refuerzan la barrera proporcionando una acción protectora y estabilizadora de la piel.

Esta línea además cuenta con Vitamono EF Softgel Oral Caps, una presentación en cápsulas para nutrir la piel desde el interior, proporcionando los componentes necesarios para mantener cualquier irritación a raya en los periodos interbrote de diversas patologías que cursan de esta manera como la Dermatitis Atópica y la Psoriasis, o para ayudar a la piel a mantener un aspecto sano y saludable en casos de Xerosis. Esta presentación en forma oral completará el tratamiento tópico, pues si no realizamos un tratamiento por todos los frentes, es muy posible que nos quedemos cortos y mantener una piel con un aporte nutricional equilibrado es tan importante como mantener la piel hidratada en estos casos.

3. Protección:

Como bien sabemos la fotoprotección es esencial para prevenir problemas de piel mucho más graves que una posible irritación, y cuanto antes lo hagamos mejor mantendremos el estado de nuestra piel, por eso en pieles sensibles o irritativas la protección solar es esencial. ¿Sólo en verano? No, todos los días del año, ya que la radiación solar no entiende de estaciones y por mínima que sea la exposición solar siempre hay que protegerse.

Para esta función, podemos contar con Prototype 50+, un protector solar que ayuda a prevenir la Queratosis Actínica, precursor de cáncer de piel en el 40- 60% de los casos. Este factor solar aparte de realizar una potente acción protectora frente a los rayos UVA y UVB contiene en su formulación dos potentes hidratantes como son el Ácido Hialurónico de bajo peso molecular y extracto de imperata cylindrica, también contiene aloe vera, Vitamina E, Betaglucano, Pantenol y Bisabolol además de la patente Uniprotect PT3, un complejo de acción reparadora que evita el eritema UV-inducido. 

En resumen, si quieres mantener una piel en calma, la hidratación y la protección de la barrera cutánea son fundamentales, y si estáis cursando con alguna patología donde predomine el prurito, Policalm es una línea que no solo calma el picor, sino que restaura, protege e hidrata la piel.

Sorry, the comment form is closed at this time.