fbpx

Blog

Qué es el daño solar y la rutina para prevenirlo.

La radiación solar es el conjunto de radiaciones conjunto de radiaciones emitidas por el sol. La luz del sol es esencial para la vida, pero también puede ser muy perjudicial para nuestra piel e incluso los ojos. El daño solar es el daño cutáneo causado por la exposición prolongada a la radiación solar que se va acumulando a lo largo de los años. Por eso, es importante protegernos del daño solar para evitar los efectos negativos de la radiación en nuestra salud. 

Efectos perjudiciales de la radiación solar en la piel más frecuentes:

Quemadura solar: aparece justo tras la exposición al sol en forma de eritema, provocando un intenso enrojecimiento de la piel que puede ir acompañado de ardor o dolor. En los casos más graves, puede provocar ampollas, dolor de cabeza, fiebre, escalofríos, náuseas, fatiga y dolor en los ojos. Suele desaparecer en menos de una semana.

Fotoenvejecimiento: a largo plazo, la exposición solar provoca el envejecimiento prematuro de la piel, dando lugar a la aparición de manchas, arrugas, flacidez, pérdida de elasticidad en la piel, etc.

Reacciones alérgicas: en las zonas expuestas al sol aparecen manchas rojas, ronchas o ampollas, normalmente en la cara, el escote o los brazos. Pueden ser provocadas por la combinación de la luz solar con ciertos medicamentos o cosméticos.

Hipomelanosis: son manchas blancas que aparecen en la piel expuesta al sol debido a que los melanocitos pierden la capacidad de generar melanina. Se suelen apreciar más en verano, debido a que el contraste con la piel bronceada es mayor. No está asociada a otros síntomas.

Queratosis actínica: es el precáncer de piel más frecuente, y se caracteriza por manchas o parches de piel escamosos o con costras en la piel de color rojo, marrón o blanco. Puede derivar en carcinoma de células escamosas.

Cáncer de piel: la radiación solar puede provocar daños en las cadenas de ADN de las células, aumentando el riesgo de padecer algún cáncer de piel, ya sea carcinoma basocelular, carcinoma escamoso o, en el peor de los casos, melanoma.

¿Qué quiere decir que el daño solar es acumulativo?

Muchas veces hemos escuchado que «la piel tiene memoria» o que «el daño solar es acumulativo», ¿pero qué quiere decir esto exactamente? Cuando la piel recibe los rayos del sol, produce melanina para protegernos de la radiación UV, dando lugar al bronceado. Sin embargo, a veces la síntesis de melanina no es suficiente para absorber toda la radiación, que daña el ADN de las células, provocando mutaciones en el mismo. Aunque nuestro organismo tiene mecanismos de control para eliminar estas mutaciones, a veces algunas células escapan y sobreviven con alteraciones en su ADN, pasando las mutaciones a las nuevas células que producen. 

Este proceso repetido sucesivamente en el tiempo y tras varias exposiciones y quemaduras, provoca que cada vez haya más mutaciones en las células, hasta que el daño solar es tan grande que provoca enfermedades en la piel. Por eso es importante ser consciente de que la piel tiene memoria, y que una parte del daño solar que vamos recibiendo con cada quemadura se queda en nuestras células para siempre, es decir, se acumula. Así, cuanta más radiación hayamos recibido, más probable es que suframos sus consecuencias. De ahí que sea esencial protegernos de la radiación solar siempre, especialmente en la infancia, cuando la piel es más fina y sensible. 

Rutina para prevenir el daño solar:

Prototype 50+: El primer paso y el más esencial para prevenir el daño solar, es aplicar protección solar todos los días en las zonas expuestas al sol. Prototype 50+ protege la piel de los rayos UVA y UVB, es resistente al agua y no escuece en los ojos. Además, Prototype 50+ ejerce una acción reparadora e hidratante, lo cual es esencial para mantener una barrera cutánea fuerte y sana.

Modo de empleo: Media hora antes de la exposición solar, reaplicando cada dos horas para mantener la piel protegida. 

Vitamono EF cápsulas: Una de las consecuencias de la radiación solar es la creación de radicales libres que producen la oxidación de las células, por lo que es importante contrarrestar este efecto a través de los antioxidantes. Vitamono EF Cápsulas contiene tocotrienol, un potente antioxidante que protege y refuerza la defensa de la piel contra agentes exógenos como la radiación ultravioleta. También ayuda a mantener la hidratación y la elasticidad de la piel.

Modo de empleo: 1 o 2 cápsulas al día. Es recomendable comenzar a tomar Vitamono EF Cápsulas 1 mes antes de la exposición solar, durante los meses de exposición y 1 mes después. 

Vitamono EF lipogel: Además del refuerzo de antioxidantes por vía oral, la presencia de tocotrienoles en la barrera lipídica ayuda a combatir la oxidación celular y mejora las defensas de la piel. Vitamono EF lipogel también contiene taurina, que ayuda a la fotoprotección especialmente al combatir el daño oxidativo del colágeno. Vitamono EF lipogel estabiliza y restaura la barrera protectora de la piel, hidratando y mejorando la membrana celular para prevenir y proteger la piel de los efectos oxidativos.

Modo de empleo: 1 o 2 veces al día, después de Prototype 50+ por la mañana y/o tras la exposición solar por la noche. Puedes aplicarlo también en zonas sensibles como el contorno de ojos y en mucosas. 

Además de seguir esta rutina, aconsejamos seguir las recomendaciones generales en cuanto a la exposición solar: evitar el sol en las horas centrales del día, usar sombrero y gafas de sol, mantenernos hidratados, seguir una alimentación equilibrada, etc. ¡Protégete del sol para disfrutar de una piel sana hoy y mañana!

Sorry, the comment form is closed at this time.