fbpx

Blog

¿Por qué hay que usar protector solar todo el año?

Cada vez más personas son conscientes de la importancia de protegerse del sol en verano y de las enfermedades que puede causar a largo plazo, pero cuando volvemos de la playa y empieza a hacer frío la crema solar queda relegada al final del cajón. Sin embargo, las radiaciones atraviesan las nubes y aunque en invierno estamos menos tiempo al aire libre, es importante seguir protegiendo las zonas expuestas a diario en los meses de frío para evitar el daño solar.

Así, la principal razón para usar protección solar todo el año, es para prevenir el cáncer de piel, pues hay muchas evidencias científicas de la influencia de la radiación solar en el desarrollo de la enfermedad. Y si eso no basta para convencer a cualquiera, usar crema solar ayuda a retrasar el envejecimiento  y mantener la piel joven, ya que la exposición al sol provoca la aparición de manchas y arrugas en la piel. Sea cual sea tu razón, el protector solar debe ser un imprescindible en tu vida cotidiana.

Además, incluir el protector solar en nuestra rutina de belleza diaria es muy sencillo, basta con aplicarlo justo antes de aplicar el maquillaje. Prototype 50+  por ejemplo es un protector solar que hidrata en profundidad, repara la piel y se absorbe rápidamente para facilitar su aplicación y no quitarte ni un minuto de sueño. Eso sí, además de en la cara, recuerda aplicarlo en el cuello, escote, manos y cualquier otra zona que vaya a estar expuesta, repitiendo la aplicación cada dos horas. 

También es aconsejable usar gafas de sol incluso en invierno y cubrir la piel con guantes, bufandas, etc. Por supuesto, aconsejamos evitar las cabinas de bronceado, pues aunque nos guste estar morenos, no hay que perder de vista que cuidar nuestra piel es más importante que tratamientos de belleza que puedan comprometer su salud. Es más, no hay que olvidar que el “moreno” de la piel es una barrera de defensa ante el daño solar, y utilizando crema protectora seguiremos poniéndonos morenos un poco más lento, pero de forma segura.

La protección solar en los meses de frío es especialmente importante en ciertos casos, como por ejemplo cuando vamos a hacer alguna actividad en la nieve, ya que esta refleja los rayos del sol y aumenta la radiación que recibe nuestra piel. Por eso cuando vayas a esquiar, hacer snow, tirarte en trineo o simplemente pasear por un bonito paisaje nevado, lo primero que debes meter en la mochila es la crema solar.

Se debe poner especial atención en los niños, ya que tienen una piel muy sensible que puede sufrir fácilmente daño solar. Además, si los acostumbramos a aplicarse crema solar durante todo el año luego será más fácil que lo hagan en verano y cogerán un hábito muy saludable para su vida. Lo mismo ocurre con las personas de fototipo claro, que tienen una mayor tendencia a sufrir daño por la radiación solar, por lo que deben protegerse incluso más.

En cualquier caso, recuerda protegerte de sol durante todo el año, aplicando un buen protector solar en las zonas expuestas y repitiendo la aplicación a lo largo del día. ¡Un simple gesto que puede prevenir muchas complicaciones en el futuro!

Sorry, the comment form is closed at this time.