fbpx

Blog

La pitiriasis versicolor, también conocida como tiña versicolor, es una infección fúngica superficial de la piel producida por un tipo de levadura.  Este hongo afecta a la pigmentación de la piel provocando manchas que normalmente aparecen en los brazos y en el torso. Es una afección cutánea bastante frecuente en adolescentes y jóvenes, aunque generalmente es asintomática y no se considera una enfermedad contagiosa. Síntomas: ¿cómo reconocer la pitiriasis versicolor? Este tipo de micosis presenta unas características manchas de color más claro o más oscuro, especialmente en la espalda, el pecho y la parte superior de los brazos. Suelen empezar como pequeñas manchas que se van extendiendo hasta formar áreas manchadas más grandes. Estas zonas también suelen presentar sequedad y descamación,  y pueden provocar una leve picazón o ser asintomáticas.  El diagnóstico de la pitiriasis se puede hacer identificando estos síntomas fácilmente reconocibles por un dermatólogo mediante una inspección visual. Ante la duda,

La mucositis oral es una reacción inflamatoria que afecta a los tejidos de la boca. La gravedad de la inflamación puede variar, desde enrojecimiento de las encías hasta dolorosas llagas en la boca. Se puede producir por distintas causas, aunque es una afección bastante frecuente en pacientes con cáncer, ya que los tratamientos con quimioterapia o radioterapia afectan especialmente a las células del tracto digestivo porque se reproducen más rápidamente que otras células del organismo. También puede aparecer debido a infecciones, consumo excesivo de alcohol o tabaco, falta de higiene bucal, deshidratación o falta de proteínas.  Síntomas: Dolor y aumento de sensibilidad en la boca. Boca y encías inflamadas y enrojecidas. Llagas y úlceras bucales y en la lengua. Sangrado. Dificultad para comer, tragar y hablar. Pústulas blandas y blanquecinas o pus en la boca y en la lengua. Saliva más espesa. Prevención: La mucositis oral puede prevenirse manteniendo un cuidado bucal adecuado. Cepillar

El acné es uno de los problemas de la piel más frecuentes, especialmente en la época de la adolescencia, aunque no solo afecta a esta edad. Se calcula que el 80% de todas las personas de edades comprendías entre los 11 y 30 años tienen brotes de acné en algún momento de su vida. También puede aparecer después de los 40 y los 50 años, que es lo que se conoce como acné adulto. A pesar de que no es un problema grave de salud, suele ser causa de preocupación porque empeora el aspecto de la piel, e incluso puede llegar a afectar a la autoestima del que lo sufre, sobre todo cuando aparece en zonas visibles. Cuando llega el buen tiempo, dejamos de usar tanto maquillaje y más zonas de nuestro cuerpo están expuestas, lo que provoca que disimular el acné sea un verdadero

La primavera es una de las estaciones del año favorita, llegó el momento de ponernos prendas fresquitas de colores vivos, ¡qué vivan los amarillos, los verdes y naranjas! Nos soltamos el pelo al viento y comienza la temporada de preparar las vacaciones, irnos a la playa, hacer excursiones, disfrutar del buen tiempo, darnos un chapuzón en la piscina

En las últimas décadas la sociedad ha ido tomando cada vez más conciencia sobre el daño que puede provocar la radiación solar y la importancia de proteger la piel de la exposición al sol. Y no es de extrañar, pues hay muchos casos de cáncer de piel a pesar de ser uno de los más fáciles de prevenir. Sin embargo, muchas veces nuestra piel está expuesta a la radiación solar sin que seamos conscientes de ello, lo que provoca que el daño cutáneo se vaya acumulando casi sin darnos cuenta. Por eso en este artículo te vamos a contar los fallos más comunes que se suelen cometer en cuanto a protección solar y cómo podemos solucionarlos. Vayas donde vayas, ¡llévate la crema solar! Cuando vamos a la playa o a la piscina, normalmente ya tenemos más que asumido que es esencial echar