Blog

Tu rutina de cuidado diario para pieles con acné

Cuando aparece una espinilla, la primera reacción después de entrar en pánico (siempre salen en el momento más inoportuno) es tratar de hacer que desaparezca aplicando todos los tratamientos y remedios caseros que se nos ocurren o que encontramos en Internet. Cuando vemos que no surte mucho efecto, el siguiente paso es aplicar diez kilos de maquillaje y corrector para tratar de disimularla. Sin embargo, cuando tratamos una espinilla que ya ha llegado a la superficie y nos olvidamos del resto de la piel, lo más probable es que no sirva para nada e incluso empeore la situación.

Mantener la piel libre de imperfecciones no es actuar cuando ya han aparecido, sino adoptar una rutina de limpieza y cuidado diario adaptada a nuestra piel, en este caso con tendencia acneica. Esta rutina de belleza debe basarse en 4 pilares esenciales: limpieza, hidratación, protección y transformación. Estos pilares deberían estar presentes en la rutina de cuidado diario de cualquier persona, siempre utilizando productos adecuados para su tipo de piel, a pesar de que en este artículo nos centraremos en la rutina que deben seguir las personas que sufren acné.

1. Limpieza.

Tener una piel saludable y sin imperfecciones comienza por una buena limpieza diaria. Así, conseguiremos eliminar las células muertas y el exceso de grasa, además de evitar que la suciedad e impurezas se acumulen en la piel y obstruyan los poros. Para ello, debemos elegir un limpiador adecuado y utilizarlo dos veces al día, por la mañana y por la noche. Acnaid Jabón Líquido limpia la piel en profundidad a la vez que previene la aparición del acné gracias a su composición a base de extracto de agua de nenúfar, piroctona olamina y glicerina. Además, es anti-bacteriano, cicatrizante y antioxidante, ayudando a que la piel se mantenga tersa y minimizando el riesgo de infección.

2. Hidratación.

Una vez la piel está limpia, es el momento de aplicar una crema hidratante y libre de aceites que aporte al rostro todo el agua que necesita. No nos cansamos de repetir que la hidratación es clave para mantener la piel sana y luminosa. Para las pieles con tendencia al acné es incluso más importante mantenerla hidratada, pues ante la falta de agua, la piel produce más grasa y, por tanto, aparecen más granitos. Una piel adecuadamente hidratada forma una capa protectora muy eficaz contra los agentes externos como el frío, el viento o la contaminación, por lo que la necesidad de generar grasa para protegerse es menor.

3. Protección.

Es posible que parezca que en los meses fríos del año la protección solar no es tan necesaria, pero la radiación solar sigue siendo la misma y zonas como las manos o el rostro siguen estando igual de expuestas a los rayos UV. Incluso aunque parezca que el sol elimina los granitos, su efecto es justo el contrario, y puede provocar nuevos brotes y dejar cicatrices permanentes del acné. Por eso, es de vital importancia seguir utilizando un protector solar que prevenga el daño del sol en nuestra piel. Prototype 50+ Face Cream es una crema de protección solar con SPF 50+ que, además de proteger, hidrata y repara la piel. Además, no deja residuo graso, por lo que puede usarse en pieles con acné.

4. Transformación.

Conocer nuestro tipo de piel es indispensable para aplicarle los cuidados que necesita, y en el caso de la piel con tendencia acneica es importante utilizar un producto que nos ayude a regular la producción de sebo y disminuir la aparición de granitos. Acnaid Gel es un novedoso tratamiento para el acné gracias a su innovadora composición con peróxido de hidrógeno y ácido salicílico. Los resultados son visibles en pocas semanas, y su fórmula produce un menor riesgo de irritación y no reseca la piel. Se recomienda usarlo 1 o 2 veces al día. 

 

Por supuesto, lo más importante para que esta rutina funcione (además de ponerla en marcha) es ser constante, ya que los resultados normalmente no son inmediatos y para mantenerlos debemos seguir realizando nuestra rutina de cuidado facial diariamente. Aún así, pronto sentirás que tu piel está más luminosa, tersa e hidratada, y con un poco de paciencia no tardarás en notar que el acné se ha reducido visiblemente. ¡Comprométete con la salud de tu piel cada día y disfrutarás de una piel libre de granitos!

Sorry, the comment form is closed at this time.