Blog

¿Conoces el ciclo de crecimiento de tu cabello?

¿Sabías que tu cabello tiene varias etapas de crecimiento? Las fases del ciclo capilar vienen determinadas por varios factores como la genética o los hábitos alimenticios, y pueden verse modificadas por cambios en el organismo causados, por ejemplo, por el estrés o el embarazo. Es un proceso cíclico y asincrónico, es decir, cada pelo evoluciona independientemente del proceso capilar de los que le rodean. Además, es un proceso que afecta por igual a todas las personas y a cualquier pelo de nuestro cuerpo. Lo que realmente varía es, pues, el ritmo de crecimiento y la duración del desarrollo, tanto de una persona a otra como entre las diferentes partes del cuerpo.

Cada persona suele tener entre 130.000 y 150.000 folículos en la cabeza y los pelos suelen crecer a un ritmo de 1 centímetro por mes, aunque estos números va disminuyendo conforme pasan los años. Asimismo, es normal que se caigan entre 50 y 100 cabellos al día, pues se debe al funcionamiento del ciclo capilar. Durante este ciclo, cada pelo sano pasa por tres fases sucesivas: la fase de crecimiento, la fase de transición y la fase de reposo.

 

Fase de crecimiento o anágena.

Esta fase dura entre dos y siete años aproximadamente, es la fase en la que el pelo nace y crece pegado a la papila, por lo que es clave para la formación y crecimiento del cabello sano. El folículo está sano y su metabolismo está en actividad permanente, asegurando una división de las células capilares muy rápida. La duración de esta fase determina también la longitud del pelo, que será más largo cuanto más dure esta etapa. El cabello es especialmente sensible en esta fase, por lo que se ve afectado por el estrés, enfermedades, embarazo o carencias alimenticias, que provocan una reducción de la duración de crecimiento.

Fase de transición o catágena.

Tras la fase de crecimiento, comienza la etapa catágena, que dura aproximadamente unas tres semanas. La actividad celular se detiene y el folículo cambia de forma, haciéndose más pequeño. El pelo deja de crecer y se desprende de la raíz, desplazándose por el cuero cabelludo.

Fase de reposo o telógena.

Es la etapa en la que el folículo descansa y el cabello comienza a caerse. Tiene una duración de entre 3 y 4 meses, y el pelo empieza a desprenderse tanto por sí sólo como a causa del empuje del nuevo cabello que está empezando a crecer, pues cuando termina esta etapa el ciclo capilar comienza de nuevo con la fase anágena.

 

Lo habitual es que el 85% de nuestro cabello se encuentre en fase de crecimiento y sólo el 14% en la de reposo. Cuando hay un problema de caída del cabello, suele deberse al desequilibrio de esta proporción. El estrés, los cambios hormonales y climáticos también puede provocar la finalización del ciclo capilar, que se produce cuando el pelo deja de crecer en el folículo. En estos casos, poner medios para restaurar el equilibrio del ciclo capilar y lograr que el folículo en fase telógena vuelva a la fase de crecimiento.

Por ejemplo, la gama de productos Hairgen previene la caída y repara el cabello dañado, dejándolo suave y protegido de los agentes externos. Para ello, combina Hairgen Champú, un champú diseñado para fomentar el crecimiento del pelo que repara el cabello dañado en todas las fases del ciclo capilar, con Hairgen Spray, que fortalece la raíz del cabello, y Hairgen Espuma, que contiene acondicionador y es de fácil aplicación.

Para mayor eficacia, lo ideal es sumar al tratamiento Hairgen Cápsulas, uno de los productos más innovadores del mercado para la caída del cabello. Su composición tiene la mejor combinación de activos clínicamente probados para el tratamiento de la alopecia androgénica, y los estudios clínicos han demostrado que son las más eficaces.

Después de las vacaciones, ¡luce una melena sedosa y abundante!

 

 

Sorry, the comment form is closed at this time.